× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Se entiende como catarismo (del griego katharós, “puro”) a un movimiento religioso de carácter herético que se desarrolló sobre todo en el norte de Italia y en el Languedoc, a partir del siglo XII. Los teólogos y ascetas Cátaros, o Perfectos, fueron en realidad muy pocos, numéricamente hablando; el grueso de la secta estaba constituido por los creyentes, que llevaban una vida más normal. Los Cátaros partían de una concepción del mundo de carácter dualista, estableciendo una oposición entre un Dios, creador de todo lo espiritual, y otro dios maléfico (el “Dios extraño”) que había creado la materia para encarcelar y esclavizar las almas. Este movimiento tuvo gran difusión por Occitania, encontrado adhesiones, o al menos apoyos interesados, entre todos los estamentos sociales. Al final, en la primera mitad del siglo XIII, se desencadenó una sangrienta represión (cruzada, inquisición...) que hizo que el catarismo desapareciera en el siglo XIV.