× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Has oído ya que en todo lo negativo está lo positivo. Lo positivo es la solución para todo lo que sale a tu encuentro. Las fuerzas positivas te dicen cómo puedes superar lo contrario a la ley divina, lo humano, y qué pasos debes dar. Las fuerzas positivas te dicen también: tal y como ahora piensas y hablas, es decir, tal como son tus comunicaciones, así eres aún. Si te ocurre algo negativo, aunque solo sea un leve arranque de envidia o de celos que surgen en ti, ¡busca en ello lo positivo, para encontrar la solución! Como has oído, en cada alteración, en todo lo humano, está el germen de lo positivo como ayuda para el reconocimiento y la realización. ¡Reza mucho y pídele una y otra vez al Cristo de Dios, el Espíritu en ti, por la conducción interna y el reconocimiento en todo! Pidiéndole ayuda al Espíritu de Dios para reconocerte y purificar lo humano, pones en movimiento el germen, la fuerza positiva.

Liobaní ayuda a los jóvenes a encontrar la libertad en Dios y a tomar en la mano las riendas de sus vidas: ¿Cuál es mi tipo, y cuáles son mis cualidades? ¿Cuál es la profesión correcta para mí? El matrimonio y la pareja, y muchas cosas más. Aunque el libro está dirigido a la gente joven, las explicaciones e indicaciones son también muy valiosas para los adultos.