× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Profeta, maestro, guro y amigo fue Tony de Mello para muchos hombres y mujeres que en cinco continentes escucharon sus charlas y leyeron sus libros. Unos conocían una faceta de él, otros otra. El propio Tony cambiaba constantemente sus puntos de vista, y siguió ensanchando los horizontes de su alma hasta el momento de su muerte.

Mes y medio antes de morir, en un curso de quince días que dio en Lonaula (India), comenzó diciendo: "Me encuentro en un momento importante de mi vida. He cambiado en muchas cosas y quiero aclararme a mí mismo mis ideas discutiéndolas con vosotros. Ese va a ser nuestro curso". Así fue como aquel curso se convirtió, inesperadamente en su testamento espiritual.