× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Cuenta la tradición que el rey Salomón recibió su sabiduría por mediación de un ángel, y que después la transmitió en forma de testamento a su hijo Roboam, y que después esta tradición fue recibida por los sabios rabinos, que encuadernaron el testamento con cubiertas de cedro y la rebautizaron con el nombre de Las Claviculas de Salomón.

Desde su aparición, allende de los tiempos, Las clavículas de Salomón, han constituido un auténtico referente para las obras de su género. No hay grimorio ni tratado de Arte mágica que no rinda en mayor o menor medida su tributo a este tutor de textos que, en forma total o fraccionada, en forma tácita o explícita, ha ido custodiando a lo largo de la historia a los amantes del Arte mágica.