× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

¿Puede el estado externo de una persona ser factor determinante del estado interno?

Que el estado interno afecta la forma externa e un hecho conocido por el hombre. Sabemos que ciertos estados mentales pueden otorgar al rostro ciertas líneas y expresiones apropiadas a ese objeto, ciertas peculiaridades de porte, manera y voz: el cabello se eriza y los músculos superficiales tiemblan, por ejemplo. Esto nos permite afirmar que el pensamiento y el sentimiento internos se manifiestan en la forma física externa. El que aprenda el alfabeto de la Forma Externa podrá leer página por página el gran libro de la Naturaleza Humana. Aprendiendo a observar nuestro exterior podemos determinar nuestra personalidad.