× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Dos hombres del campo y del terruño, José Bové y François Dufour, sientan las bases pedagógicas para una reconstrucción de la agricultura ciudadana en el seno de la aldea planetaria. Los dos son autores de un primer libro, El mundo no es una mercancía (Icaria); después de este testimonio sobre su lucha en común y sus vivencias militantes, se han reunido de nuevo para reconstruir el futuro y reiniciar una relación directa con el ciudadano.

Los suelos, los paisajes son el resultado de una gestión milenaria y de una transmisión de experiencias diversas, no se puede considerar el campo sólo como una reserva, un parque de recreo, un museo al aire libre, con núcleos rurales y reservas de indígenas. La ignorancia de la memoria campesina somete al ciudadano a la propaganda del lobby del agrobusiness. El ciudadano no dispone de ninguna guía que lo ayude a circular dentro de la marea de la Política Agrícola Común y a no ceder a las mentiras y manipulaciones. La globalización pone trampas a las palabras y al recuperado discurso ecológico.

El objetivo pedagógico y democrático de esta obra es permitir al lector intervenir en el importante debate del cual se lo ha apartado hace demasiado tiempo y que vuelva a ser uno de los actores, o sea, un consumidor activo.