× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El T´ai Chi ejemplifica el principio más sutil del Taoísmo, conocido como wu-wei. Literalmente, esto puede ser traducido como e "no-hacer" o "no-acción", pero su verdadero significado es el de actuar sin forzar: moverse en sintonía con el flujo de la naturaleza. A esto se refiere la palabra Tao, y podemos comprenderlo mejor observando la dinámica del agua. El espíritu del wu-wei es realizar virajes con curvas en lugar de ángulos agudos; y, por este motivo, todo el mundo biológico es de tipo curvilíneo, ya que el agua es su componente principal.

Como dijo Lao-Tsé, aún cuando el agua es suave y débil, invariablemente vence a lo rígido y duro. Trabajar con Huang es aprender a moverse con el viento y el agua, no solo en los ejercicios de T´ai Chi, sino también en el curso de la vida.