× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El libro del Génesis habla de una escalera «apoyada en la tierra» cuyo «extremo toca el cielo» y de la cual suben y descienden los ángeles.

Este subir de la tierra y bajar del cielo se le presenta al autor, tras la muerte repentina de su hijo, como una vía doble y simultánea para poder aliviar su dolor y acceder a la sabiduría.

Paralelamente esta imagen le sugiere diferentes formas de pensar, una clara y sencilla, que poco a poco se va haciendo poesía, y otra, emocional, compleja e incierta, que se va convirtiendo en filosofía.

Ambas se entremezclan en estas páginas, unidas en un corazón único que late en aquella zona donde el dolor ya es impensable.

«La escalera de los ángeles no fue un consuelo para mí, fue una tabla de salvación. No hay en este libro ni una sola palabra que no me haya sido dictada por ese centro luminoso que es la raíz o el fruto de nuestra sombra.»

-Alejandro Jodorowsky