× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

En el auge bursátil de finales del siglo xx pudo dar la impresión de que los inversores conocían bien el funcionamiento de la Bolsa. Cuando los mercados financieros cayeron en barrena a principios de este siglo, éstos no entendieron qué estaba pasando. Muchos de estos inversores habían confundido el uso de la Bolsa con el conocimiento de la Bolsa.

Al lado de los profesionales del sector y de los inversores activos, últimamente desorientados y desconfiados, están los ciudadanos que piensan que la Bolsa está reservada para unos pocos y que creen que nunca entenderán ese «complicado» mundo de las finanzas. Están convencidos de que jamás podrán ser inversores ni ganar dinero en Bolsa, se vuelven a equivocar, sigue faltando cultura bursátil. Utilizando un lenguaje sencillo, esta obra divulga esa imprescindible cultura bursátil y demuestra que es posible conocer qué es la Bolsa y cómo funciona.