× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La hamaca (o columpio) es una imagen que expresa la dinámica de la bipolaridad: el subir y bajar, una y otra vez, sin poder detener el vaivén emocional. Este libro presenta, en primer lugar, el desafío de plantear nuevos y provocadores interrogantes acerca de este sufrimiento.

La idea esencial en la que se basa el autor es que la inestabilidad es una actividad natural del organismo; pero, bajo ciertas circunstancias y en determinadas personas, esa oscilación puede despeñarse hacia el trastorno bipolar y la desdicha.

En segundo lugar, no sólo echa luz sobre las fuerzas que se apoderan del timón emocional de los bipolares y los hacen subir y bajar a su antojo desde la manía a la depresión, sino también propone considerar la bipolaridad como una oportunidad que se les presenta a estos pacientes de despertar sus talentos dormidos, abrirse a vínculos sanos y recuperar la alegría. De modo que la cuestión radica en hacerse nuevamente del control de la “hamaca” en la cual todos nos balanceamos por la vida.

Línea tras línea, con un estilo fresco y poético, el autor va contagiándonos su fe en que esto es posible.

Vuestros comentarios

¿Te gustó este libro?   Escribe tu comentario

  • Escrito por:

Oscilar entre la manía y la depresión pudiera ser una definición básica de la bipolaridad, pero que requiere de una mirada más profunda para poder acceder a la comprensión cabal de esta dinámica y sus consecuentes indicaciones. Así, considerar la bipolaridad como referida a pacientes neuróticos antes que como derivación de la psicosis, tratarla como una modalidad de funcionamiento en donde se dan la creatividad, la intuición y el éxtasis, y admitirla como una realidad en el modo de ser del bipolar en el mundo, constituyen los pilares sobre los que Grecco plantea la manera de encarar un mejor tratamiento terapéutico. El libro está dividido en siete estaciones, en donde el autor describe los rasgos que caracterizan a la persona bipolar y qué hay detrás de cada uno de estos rasgos, cuáles y cómo han sido los procedimientos terapéuticos pasados, cuáles y cómo son los que él recomienda y, finalmente, una breve serie de indicaciones prácticas a aplicar en el día a día en cuanto a los pacientes. Hay que aclarar que como el libro trata de un enfoque, de una manera de entender la bipolaridad, no se explaya en tecnicismos aunque se mencionen aquellos que el lector interesado podrá ir consultando. Dice Grecco “Así como un abrazo equivale a 25mg de Prozac, un acto creativo es una buena dosis de litio”, y luego “… por ejemplo, la serotonina –crecida en la experiencia amorosa, mermada ante la incapacidad para sofocar el miedo- puede traducirse, emocionalmente, en todo lo que no es amor es temor, es miedo… los psicofárcamos sólo anestesian ese dolor, nunca lo erradican”. Como se ve, es el enfoque planteado lo que vuelve particular al libro, y no el derroche estadístico de casos tratados en variadas circunstancias, ni una serie más o menos precisa de prescripciones farmacológicas aplicadas a los mismos. Un punto importante que aborda el autor es el referente a lo que el terapeuta significa para un bipolar. Aquí, en lugar de marcar los límites que deben resaltar la línea entre el paciente y el profesional, nos señala el nivel de involucración afectivo y emocional que ambos protagonistas deben asumir en el proceso del tratamiento. Para recrear sus postulados, en esta sección Grecco se vale de citas de George Bernard Shaw y también de Jorge Luis Borges, adicionándole a su discurso calidez poética, y esa justeza expresiva que a veces se logra mejor con expresiones metafóricas propias de la poesía. “La bipolaridad como oportunidad” es un libro ante todo ameno y claro, en donde aquellas personas que conforman el entorno cercano de un bipolar podrán encontrar más allá de la “explicación de la conducta”, las herramientas para comprender las potencialidades que esta encierra en uno y otro ciclo. En cuanto a los bipolares, pueden tender los puentes sin temor, porque es tal el cariño que irradia el texto, que hasta el más despectivo habrá de encontrarle aciertos incontestables. Así la invitación para darle una mirada a esta hamaca, que nos recuerda que mientras exista el mundo habrá días con sus noches.

Da tu opinión acerca de este comentario

Comprados juntos habitualmente...

La Bipolaridad como Don + La Bipolaridad como Oportunidad

25,65 € en lugar de 27,00 €

Ahorro de 1,35 €

  Compra inmediata