× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

-5%
La Nueva Ciencia de Curar Louis Kuhne

La Nueva Ciencia de Curar

O El principio de unidad de todas las enfermedades

26,13 € 27,50 €

29,25 $ 30,78 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Louis Kuhne

Editor: Librería Argentina Ediciones

Libro

Págs: 310

Año de edición: 2016

Descuento

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

“La unidad de las enfermedades y su tratamiento es lo que enseño y sostengo, apoyándome en mis observaciones”

¿Por qué esperar y sufrir cuando aparecen los síntomas de la enfermedad y tratarlos con medicamentos para intentar que solo los síntomas desaparezcan? ¡Empieza a cuidarte ya!

Elimina los síntomas de las enfermedades antes de que aparezcan y antes de que empeoren.

Este método está hecho para prevenir y tratar las enfermedades.

“Al método naturalista de curar le faltaba el conocimiento profundo del carácter y de la disposición particular de la materia morbosa y el reconocimiento de la ley natural en virtud de la cual circula en el cuerpo dicha materia depositándose en determinadas partes; en otros términos, le faltaba el conocimiento de la verdadera naturaleza de la enfermedad y por consiguiente de todas las enfermedades; el conocimiento de aquella ley física que siempre ha existido, pero desconocida hasta aquí, sobre la cual únicamente se basan mis descubrimientos.

La unidad de las enfermedades es, por tanto, lo que enseño y sostengo, apoyándome en las observaciones que os he comunicado.

En efecto, todas las formas mórbidas se reducen al diferente recargo de substancias mórbidas; en otros términos: no hay más que una sola enfermedad que se manifiesta bajo las más distintas formas, de manera que no hay más que un solo modo de tratamiento posible".

ÍNDICE:

Prefacio Prefacio de la edición española

PRIMERA PARTE

  • Capítulo I. ¿Cómo he llegado a descubrir el nuevo arte de curar?
  • Capítulo II. ¿Cómo se engendran las enfermedades? ¿Qué es fiebre?
  • Capítulo III. Naturaleza, origen, objeto y curación de las enfermedades de los niños, y su unidad. Sarampión, escarlatina, difteria, viruelas, coque-luche (tos ferina), escrofulosis
  • Capítulo IV. Reumatismo y gota, ciática, torceduras, mutilaciones, extremidades frías, cabeza caliente, su origen y curación
  • Capítulo V. Mis agentes curativos. Baños de vapor. Baños de sol. Baños de tronco con fricción. Baños de asiento con fricción
  • Capítulo VI. ¿Qué debemos comer? ¿Qué debemos beber?
  • Capítulo VII. Afecciones nerviosas y enfermedades mentales
  • CapítuloVIII. Enfermedades de la mujer

SEGUNDA PARTE

  • Tratamiento de las heridas
  • Capítulo IX. Tratamiento y curación de las heridas de cualquier clase sin ayuda de medicamentos ni operaciones
  • Capítulo X. Empobrecimiento de la sangre y colores pálidos (Anemia y Clorosis)
  • Capítulo XI. Afecciones de los pulmones. Asma. Pulmonía. Tuberculosis. Lupus. Pleuresía
  • Capítulo XII. Afecciones cancerosas. Excrecencias carnosas
  • Capítulo XIII. Afecciones del corazón e hidropesía
  • Capítulo XIV. Elefantiasis, lepra, leprosis
  • Capítulo XV. Malaria, Fiebre climatérica, Fiebre de los trópicos, Fiebre biliosa, Fiebre amarilla, Fiebre intermitente
  • Capítulo XVI. Tifus, disentería, cólera, diarrea
  • Capítulo XVII. Enfermedades de los órganos genitales
  • Capítulo XVIII. Afecciones de los riñones y de la vejiga. Cálculos vesicales y cálculos urinarios. Diabetes sacarina. Uremia. Incontinencia de orina. Catarro de la vejiga. Afecciones del hígado. Cálculos biliares. Ictericia. Sudor de pies. Empeines
  • Capítulo XIX. Afecciones de los ojos y de los oídos
  • Capítulo XX. Afecciones de la dentadura. Dolores de muelas. Romadizo. Afecciones de la garganta. Agorafobia. Hernias
  • Capítulo XXI. Epilepsia (Convulsiones)
  • Capítulo XXII. Afecciones de la médula espinal (Tisis dorsal, Tabes dorsal).
  • Capítulo XXIII. Dolores de cabeza, jaqueca. Tuberculosis del cerebro. Inflamación del cerebro (Encefalitis). Afecciones hemorroidales (Almorranas)
  • Capítulo XXIV. Sama, lombrices, solitaria, parásitos
  • Capítulo XXV. Consideraciones finales sobre la segunda parte

TERCERA PARTE

  • Preliminar a estos informes de curaciones
  • Informes de curaciones
  • Cartas originales
  • Adelanto de la obra: “Diagnóstico por la ciencia de la Expresión del Rostro”.

Descarga un fragmento del Libro

¿Quieres saber si este libro se adapta a ti?
Descarga GRATIS un PDF con un fragmento del libro.

AUTOR

Louis Kuhne

Louis Kuhne

Louis Kuhne nació en Lossen, Alemania, el 14 de marzo de 1835. Tenía una predisposición a los trastornos digestivos y acudió a la consulta de los médicos más afamados de la época, que no lograron ayudarle, sino todo lo contrario. Puesto que su padre había muerto joven de cáncer al estomago, su madre había muerto también muy joven, y sus hijos habían fallecido tras haber acudido a los mejores médicos y medicinas de la época, su situación era desesperada. Su estado fue empeorando día a día, hasta que se le manifestó el mismo cáncer que había atacado a su padre, en el estomago, con los pulmones parcialmente afectados. Entonces oyó hablar del método natural de curar y acudió a una reunión, donde le recomendaron una vida en armonía con la naturaleza. Kuhne comenzó el tratamiento, empleó las duchas, los baños de agua fría y la mayor parte de las practicas del sistema de Kneipp, con las que obtuvo el alivio de sus dolencias a través de un método sencillo y natural, volviendo a tener ganas de vivir. Durante años se dedicó a estudiar y a profundizar sobre estos métodos de tratamiento naturista y sobre la hidroterapia, pero fue más lejos y perfeccionó estos sistemas (naturista e hidroterapia) a través de la aplicación de su teoría sobre el movimiento y la erradicación de las sustancias extrañas en el cuerpo y el origen común de todas las enfermedades, al que llamó: "Nueva ciencia de curar". De esta forma, creó un sanatorio en Leipzing, donde en poco tiempo alcanzó un gran prestigio y las personalidades de la época y miles de enfermos acudieron a recibir allí tratamiento y recuperaron su salud. Pero también surgieron los detractores que consideraron sus prácticas del baño de asiento como inmorales y le consideraron como un charlatán sin fundamento, llegando a ser llevado a juicio. Tras la sentencia que reconocía la honestidad de sus procedimientos, una gran cantidad de gente lo llevaron en andas hasta su casa. Allí se acostó y se durmió profundamente sin volver a despertar, muriendo ese mismo día, a los 66 años.