× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libro

Kabbalah y Desarrollo de la Conciencia Adriana Wortman

Kabbalah y Desarrollo de la Conciencia

22,00 €

26,03 $

Disponibilidad: inmediata

Autor: Adriana Wortman

Editor: Sincronía Editorial

Libro

Págs: 316

Formato: 15x21,5

Año de edición: 2016

¿Te gustó este libro? Escribe tu comentario

DESCRIPCIÓN

La Kabbalah, la tradición oral de la sabiduría hebrea, ha sido durante mucho tiempo un estudio reservado solo para eruditos. Dentro de ello, el Árbol Sagrado de la Vida o Arbol Sephirótico constituye un modelo cosmogónico para comprender la creación.

Las diez esferas que lo conforman son estadios a través de los que la energía divina desciende de los niveles más puros de existencia a los planos del mundo material. Pero este mismo modelo se utiliza como circuito por el cual podemos crecer desde la inconsciencia absoluta y el instinto primario, hasta la conciencia autoconsciente de la Divinidad. Así, este sistema, tanto tiempo oculto en su intrincado lenguaje simbólico, se convierte en una escuela de Psicología Esotérica que enseña cómo el hombre puede ser para ser feliz.

Este libro es una guía práctica dentro de este proceso, resultado de años de práctica y experimentación docente, que Adriana Wortman ha desarrollado en España y otros lugares del mundo. Además de la fundamentación teórica, se ofrecen ejercicios, meditaciones, experimentos, prácticas y diversos recursos para que el lector pueda aplicarlo como un proceso de crecimiento personal.

"ESOTERISMO

Todas las religiones tienen dos versiones: una versión exotérica y otra esotérica. Exoterismo es lo que normalmente se enseña al pueblo como dogma, liturgia, mitos y leyendas que contribuyen a sostener un cuerpo de prácticas tradicionales, recibidas y ejercitadas como cultura colectiva.

La palabra esoterismo se refiere, en cambio, a un aspecto oculto, confidencial, reservado solo a unas pocas personas. Este as-pecto esotérico se fundamenta en la comprensión de que el ser humano es una conciencia (alma, espíritu, divinidad, esencia o self) que habita en un cuerpo físico.

El cuerpo físico humano es un mamífero gregario. En este sentido, como veremos luego, existen una serie de impulsos instintivos, necesidades y respuestas emocionales y mecanismos men-tales, en conjunto denominados «personalidad», que hacen a su desenvolvimiento natural. Sin embargo, la personalidad es un ve-hículo, como bien podría ser un coche o un caballo.

Crecemos creyendo que somos ese cuerpo. Todo el sistema de conocimiento científico ortodoxo se fundamenta precisamente en la convicción de que somos ese cuerpo, esa mente o esas emocio-nes. Nos identificamos con esto. Tememos a la enfermedad y a la muerte. Tememos el dolor y creamos todo tipo de ardlugios para evitarlo y procurar placer inmediato. Nos apegamos a personas y situaciones, y parece que no pudiéramos vivir sin ellas. Creemos que la mente puede controlarlo todo.

El resultado es que pasamos la mitad de nuestras vidas luchando por controlar ese animalito y «apagando incendios» y, la otra mitad, sufriendo por el tiempo perdido...

El esoterismo comprende que nuestra verdadera identidad es espiritual. Somos esa Conciencia o alma que debería ejercer un comando sobre la personalidad o vehículo para que nos lleve ha-cia nuestro destino, es decir, a lo que debemos ser.

En todas las tradiciones se dice que «estamos hechos a imagen y semejanza de Dios». Esto significa que tenemos poder creativo. Pero si vivimos luchando con nuestras compulsiones, manías y automatismos, crear es casi imposible. Muy pocas personas se sienten realmente dueñas de sus vidas.

Cualquier escuela esotérica tiene como propósito inicial identificar, reconocer y recordar lo que realmente Somos, esa esencia o alma. Anclado en esta conciencia interna, es posible observar y comprender los mecanismos de la personalidad para progresiva-mente educarla y comandarla. Como si fuera un coche o un ca-ballo, hay que conocerlo para aprender a conducirlo. El propósito es adquirir un cierto dominio que posibilite crear nuestras vidas a «imagen y semejanza» de nuestra divinidad esencial.

¿Por qué esto se mantuvo oculto o reservado para pocas per-sonas o iniciados? Simplemente, porque decidir crear nuestras propias vidas implica una responsabilidad por uno mismo que no todos pueden, quieren o están dispuestos a asumir."

AUTOR

Adriana Wortman

Adriana Wortman

Nacida en Buenos Aires (Argentina), Adriana Wortman es astróloga y cabalista. Desde 1977 ha impartido cursos, formaciones y talleres en diferentes disciplinas. Fundó el Instituto de Ciencias Parapsicológicas en Mar del Plata (Argentina), donde desarrolló su labor de profesora e investigadora durante 23 años. Su formación incluye Historia comparada de las religiones, Numerología pitagórica, Psicografología, Bioenergética, Reiki máster, Terapia floral, etc. A partir de 1995 se entrenó en los métodos de la Escuela de Conciencia de Alquimia Interior para luego integrar su equipo de profesionales en Brasil. En el año 2000 fijó su residencia en España, donde fundó el Centro de Alquimia Interior, en Palma de Mallorca. En la actualidad trabaja de forma independiente, dirigiendo y coordinando las actividades de su centro, donde integra de modo original la práctica de las múltiples disciplinas que domina con los principios de la kabbalah. Ejerce también su trabajo en diferentes ciudades de la España, Sudamérica y Portugal. Tiene una columna regular de astrología en la revista Athanor de Barcelona. Contribuye periódicamente con diversos artículos en la revista Namasté de Mallorca y Verdemente de Madrid.