× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Los Juegos mindfulness son una forma maravillosa de fomentar en los niños la capacidad de concentración a la vez que se les enseña a regular sus emociones y a responder a cualquier situación con serenidad, bondad y compasión.

El libro incluye 60 juegos fáciles y accesibles que ayudan a integrar la atención plena en la vida diaria.

Estas divertidas actividades, desarrolladas y probadas durante muchos años de trabajo con niños y padres, están diseñadas para los más pequeños, pero pueden resultar igualmente atractivas y transformadoras para los jóvenes y los adultos.

La autora anima a padres y cuidadores a que jueguen ellos también, ya que si potencian su propia concentración, equilibrio y compasión ejercerán un poderoso efecto a su alrededor, especialmente en los niños.

Cada vez más investigaciones científicas respaldan lo que los contemplativos han sabido desde hace siglos: el mindfulness (o atención plena) y la meditación favorecen el desarrollo de habilidades prácticas que permiten a los niños, a los adolescentes y a los padres relacionarse con lo que sucede en ellos y en su entorno con mayor sabiduría y compasión.

La presente obra explora seis de estas habilidades: concentrarse, aquietarse, darse cuenta, redefinir, mostrar interés y conectar, representadas en un círculo en cuyo centro se halla la concentración, ya que una atención constante y flexible constituye el soporte de las otras cinco destrezas.

Cuando los niños y adolescentes se concentran en una experiencia del momento presente (por ejemplo, la sensación de la respiración o los sonidos en una habitación), sus mentes tienden a aquietarse y se abre un espacio en ellas que les permite percibir lo que está sucediendo con mayor claridad.

A medida que toman conciencia de lo que tiene lugar en sus mentes y en sus cuerpos, los niños aprenden a utilizar las impresiones sensoriales («estoy inquieto» o «siento un cosquilleo en el estómago», por ejemplo) como pistas para detenerse y reflexionar antes de hablar o actuar.

Gracias a este proceso se vuelven menos reactivos y más conscientes de lo que está sucediendo tanto en ellos mismos como a su alrededor. En lugar de centrarse en el resultado, se predisponen a responder a las situaciones con sabiduría y compasión.

Por su parte, las capacidades de mostrar interés y conectar con otros surgen de forma natural a medida que los niños y adolescentes toman conciencia de la red de relaciones, causas y condiciones que dan lugar a cada momento; de este modo tienen la oportunidad de redefinir su forma de ver cada situación, así como de expresarse y obrar en sintonía con dichas capacidades.

Estas 6 habilidades están interrelacionadas, por tanto una atención transformadora (aquietarse, concentrarse) conduce a una emoción transformadora (darse cuenta, redefinir), que a su vez conduce a un lenguaje y a unas acciones y relaciones transformadoras (mostrar interés, conectar), una secuencia que tiene su origen en el entrenamiento de meditación clásico.

ÍNDICE:

Introducción.

PRIMERA PARTE: AQUIETARSE.

  1. La respiración intencionada
  2. Anclar la atención

SEGUNDA PARTE: DARSE CUENTA Y REDEFINIR.

  1. Una mente abierta.
  2. La gratitud
  3. La experiencia presente

TERCERA PARTE: CONCENTRARSE.

  1. La respiración consciente.
  2. La atención focalizada.
  3. Un corazón en paz.
  4. Salir de la mente.

CUARTA PARTE: MOSTRAR INTERÉS.

  1. ¿Es útil?
  2. La atención amplia

QUINTA PARTE: CONECTAR.

  1. Ser, no parecer
  2. La libertad

Reflexiones finales.
Agradecimientos.
Apéndice.
Tabla de temas universales.
Indice de juegos.
Bibliografía.
Acerca de la autora.