× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Colorear mandalas es muho más que colorear dibujos. Para los niños es una diversión y un entretenimiento, pero los padres deben saber que esta actividad va mucho más allá.

Una mandala es un dibujo terapéutico, indipendientemente de la edad de quien lo coloreee, aunque estos libros han sido creados especialmente para niños pequeños.

Trabajar con mandalas centra a la persona, favorece la concentración y el aprendizaje, equilibra los hemisferos cerebrales, favorece el descanso y el sueño, facilita la comunicación y potencia la creatividad.