× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Edición revisada.

Una exégesis oculta a la religión de Cristo, cuyo propósito es el dar un nuevo sentido a los textos canónicos monoteístas y abrir caminos al verdadero conocimiento de Dios.

Hay dos vertientes de Cristo, o mejor, dos raíces desde donde partir para una investigación alrededor de la figura de Cristo: la esfera manifiesta, y aquella oculta.

La cristología manifiesta viene siendo practicada y estudiada por muchos desde el comienzo del hecho cristiano, es la que estudia a Jesús en su doble naturaleza humana y divina, manifestada en el mundo, hecha una sola en Jesucristo; la cristología oculta es la que intenta aprehender el Cristo preexistente, eterno, en cuanto Hijo del hombre, del que todas las escrituras dan testimonio.

«El propósito que se persigue con este escrito es el de despertar en algunos la consciencia de que los textos canónicos neotestamentarios se expresan de acuerdo con una hermenéutica dual, por cuya exégesis es posible, una vez asimilada la lectura primera que llamamos manifiesta, afrontar una segunda lectura, más difícil de ser aprehendida, para encontrar por ella un nuevo sentido que los hagiógrafos cristianos denominaban oculto, o secreto». **** ...

«Mi propósito real al escribir esta obra ha sido el de despertar el amor hacía el Cristo completo; y al decir Cristo completo me refiero conjuntamente al Cristo que murió por los hombres hace casi dos mil años en Jerusalén y cuyo amor ha sido fomentado por la exégesis manifiesta desde el principio del hecho cristiano, y al mismo tiempo al Cristo preexistente y eterno. Aunque ambos Cristos son uno solo, si se quiere entender al Cristo completo no es posible prescindir del Cristo que desde el principio y desde que existió el primer hombre sobre la tierra, yace olvidado, desconocido, «crucificado» en el interior de cada hombre, y que solo espera para revelar su presencia inmortal, divina, inseparable, ser invocado por el amor y la fe. Entonces llegará al interior de cada hombre la bienaventuranza verdadera de su resurrección».

Autor

Roberto Pla

Roberto Pla Sale es un traductor experto en sabiduría antigua.