× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Con toda probabilidad Gardner tomó su neologismo de la palabra "wicca" que en inglés antiguo significa "brujo".

Gerald Gardner afirma haber sido iniciado en 1939, en una tradición religiosa de la brujería que pudo haber sido una continuación del paganismo europeo. Doreen Valiente fue una de las sacerdotisas de Gardner, quien empezó a practicar en Latimers en Highcliffe. El arte de la brujería, no exento de polémica, es una nueva religión en auge en USA y UK.

 

En este libro, además de delinear su historia y herencia, Gardner trata de la relación entre cristianos y brujas y de la influencia judía en la Brujería.