× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La ciudad japonesa de Shibuya (Tokio) fue una vez testigo de un hecho extraordinario.

Al profesor Eisaburo Ueno un buen día le regalaron un bonito cachorro de la raza Akita Inu. Este perrito quería tanto a su amo, que protagonizó el episodio de fidelidad más importante que se conoce de un perrito hacia un ser humano.

A raíz de esta historia se hizo tan famoso, que todavía hoy se le sigue venerando como a un auténtico héroe mundial de la raza canina.