× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La historia interna de:

  • Jesús (La Misión del Cristo)
  • Budha (La India)
  • Rama (El Ciclo Ario)
  • Krishna (La India y la Iniciación Brahmánica)
  • Hermes (Los Misterios de Egipto)
  • Moisés (La Misión de Israel)
  • Orfeo (Los Misterios de Dionisos)
  • Pitágoras (Los Misterios de Delfos)
  • Platón (Los Misterios de Eleusis)
  • Zoroastro (Las Etapas del Verbo Solar)

Todas las grandes religiones tienen una historia exterior y otra interior; la una aparente, la otra secreta.

Por historia exterior, entiendo los dogmas y mitos enseñados públicamente en templos y escuelas, reconocidos en el culto y en las supersticiones populares. Por historia interior o interna, entiendo la ciencia profunda, la doctrina secreta, la acción oculta de los grandes iniciados, profetas o reformadores que han creado, sostenido y propagado esas mismas religiones

La primera, la historia oficial, la que se lee en todas las partes, tiene lugar a la luz del día; ella no es, sin embargo, menos oscura, embrollada y contradictoria. La segunda, que yo llamo la tradición esotérica o doctrina de los Misterios, es muy difícil de desentrañar. Porque ésta se prosigue en el fondo de los templos, en las cofradías secretas, y sus dramas se desenvuelven por entero en el alma de los grandes profetas, que no han confiado a ningún pergamino ni a ningún discípulo sus crisis supremas, sus éxtasis divinos.

Hay que adivinarla. Pero una vez que se la ve, aparece luminosa, orgánica, siempre en armonía consigo misma.

Se la podría llamar la historia de la religión eterna y universal. En ella se muestra el porqué de las cosas, el emplazamiento de la conciencia humana, del que la historia no nos ofrece más que un reverso laborioso. Allí alcanzamos el punto generador de la Religión y de la Filosofía, que se reúnen al otro extremo de la elipse por medio de la ciencia integral.

Este punto corresponde a las verdades trascendentes. Allí encontramos la causa, el origen y el fin del prodigioso trabajo de los siglos, la Providencia en sus agentes terrestres. Tal historia es la única de que me ocupo en este libro. Édouard Schuré

Descarga un fragmento del Libro

¿Quieres saber si este libro se adapta a ti?
Descarga GRATIS un PDF con un fragmento del libro.

Descarga el fragmento