× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

En esta biografía, Jacques Attali repasa exhaustivamente la vida del padre de la nación india: desde su infancia entre los comerciantes de Gujarat, pasando por sus estudios en Inglaterra, sus años de abogado en Sudáfrica, su regreso al Sur de Asia y búsqueda de la identidad india, su acción decididamente anti-colonial y no-violenta, sus problemas familiares, su lucha a favor de los más desfavorecidos, hasta su asesinato. Attali teje una narrativa muy amena y rigurosa. Sin caer ni en la adulación ni en la crítica destructiva: «he querido comprender –señala el autor– cómo este joven abogado fracasado se convirtió en uno de los hombres más importantes de la historia humana; cómo este joven mundano se transformó en un santo laico, cómo este anglófilo llegó a ser ferozmente anti-occidental; cómo mil fracasos fueron convertidos por él en un triunfo; cómo Mohandas llegó a ser Gandhi».

Pocas personas han dejado una huella tan fuerte en la historia como Mohandas K. Gandhi, a quien el poeta Rabindranath Tagore otorgó el título de “Gran Alma” (Mahatma) y la India sigue teniendo como la “conciencia de la nación”. Su acción no sólo cambió la India del siglo xx, sino que cantidad de grupos y personas (desde el Dalai Lama, pasando por Martin Luther King hasta Nelson Mandela) se han inspirado directamente en su pensamiento y práctica de la tolerancia y la no-violencia. A Gandhi le gustaba decir que su mensaje era su vida. Sin embargo, Gandhi sigue siendo un personaje enigmático: un santo en política, divinizado por millones, pero también un híbrido no falto de contradicciones.