× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Este libro habla de lo que la sabiduría china, por ejemplo, convino en llamar “Tao”, la vía de unión entre el hombre y el devenir universal de las cosas. Con frecuencia intentamos imponer un diseño demasiado rígido al orden de esos acontecimientos que inventamos para un futuro cuando las cosas eran distintas, muy distintas. Ese trazado vital queda obsoleto, porque las circunstancias, sencillamente, son otras. Escenario y protagonista entran entonces en conflicto (“eso no entraba en mis planes!).

Lo inteligente, en esos casos, es adaptarse a ese cambio y dejar que la vida fluya en lo novedoso e imprevisto. Lo contrario se llama “frustración”, “desencanto” o “desafección”.

Hay que atreverse a ser otro cuando la Vida nos reclama a gritos aceptación serena de lo que al principio vivimos como impertinencia; a luchar por cambiar las cosas hasta que la propia lógica del existir nos invite a desistir, porque como anunció Darwin, “sobreviven los que se adaptan al cambio”. El único escenario válido es el de la realidad de los tiempos que nos han tocado vivir, no el que imaginamos un día. Aprende a fluir con la incertidumbre. Ese es tu poder, este es el mensaje que contiene este libro.