× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Un escorpión perfumado. Se puede perfumar un escorpión, es absolutamente posible, sin embrago es verdad que quien lo consiga no por esto escapará a su mordedura.

Saliendo desde esta metáfora de la tradición sufi Idries Shah se ocupa tanto del escorpión, que representa todo lo que nos daña día a día, se refiere por ejemplo a la falsedad, como del perfume, es decir el autoengaño, la hipocresía.
¿Es la conciencia con la que estamos familiarizados la misma que aquella que podría ser elevada a un estado superior? ¿Cuáles son los elementos, si hay alguno, con los que trabajar para comprender más las capacidades humanas en el reino de la mente?

El reconocido divulgador del sufismo Idries Shah responde a todo ello, y mucho más, a través de la profundidad y belleza de la sabiduría sufi.