× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El niño interior es la suma de todas las marcas e improntas que hemos adquirido durante la niñez por medio de nuestros padres y otras figuras relevantes.

Sobre todo las heridas y las afrentas sufridas durante la infancia se arraigan profundamente en el subconsciente, de manera que cuando ya somos adultos, nos impiden vivir explotando todo nuestro potencial.

Entonces, ¿cómo podemos recuperar nuestra confianza primordial?

Según la psicoterapeuta Stefanie Stahl, es necesario que busquemos un hogar para el niño que vive en nuestro interior. Porque si carece de un hogar interior, tampoco se encontrará seguro y a gusto en el exterior que nos rodea.

Gracias al completo programa de ejercicios prácticos que nos propone, no solo conoceremos el rostro más negativo de nuestro niño interior, el “niño de las sombras”, sino que también descubriremos a su contrapartida positiva, el “niño de la luz”.

Stefanie ha diseñado multitud de ejercicios que nos ayudarán a diluir y eliminar los viejos patrones de comportamiento que nos empujan una y otra vez a callejones sin salida y nos abocan a la infelicidad.

Paso a paso, iremos conociendo y adoptando nuevas perspectivas y conductas, útiles y eficaces. para avanzar hacia unas relaciones humanas de más calidad y aprender a disfrutar de la vida con felicidad.

Confianza básica, ingrediente imprescindible para unas relaciones felices.

No hay persona que no desee ser aceptada y querida. En el mejor de los casos, a lo largo de la infancia desarrollamos esa confianza básica personal, que nos apoyará después en la vida adulta.

Pero también las ofensas y las afrentas vividas en la niñez marcan nuestra personalidad y condicionan de forma inconsciente las relaciones que mantenemos con quienes nos rodean.

Stefanie Stahl, una figura de referencia en este ámbito, ha desarrollado un enfoque novedoso y eficaz para trabajar con nuestro «niño interior»: nos propone adoptar como punto de partida el contacto con el «niño de las sombras», la faceta de nuestra persona que sufre esas heridas, que ha desarrollado creencias y dogmas negativos y de quien surgen los sentimientos que nos atormentan.

Si logramos entablar amistad con él, podremos liberar al «niño de la luz»: nuestra faceta más vitalista, alegre y fuerte, una figura esencial para experimentar una vida plena y mantener unas relaciones interpersonales felices.