× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La mente posee dos medios o facultades diferentes de actuación, los dos hemisferios cerebrales, uno racional, otro intuitivo, dos formas distintas de comprensión, captación, cognición y comunicación complementarias. La palabra, el lenguaje, la deducción y la reflexión son factores más vinculados a la mente racional, pero la creatividad, inspiración, intuición, compasión y la facultad de canalizar está más vinculado a la mente creativa y analógica, llamada a veces el corazón. Creemos que lo contrario de pensar es sentir, que el amor es irracional, y que todo lo que es intuitivo e inspiracional a menudo es contrario al raciocinio. Pero este hemisferio olvidado está potencialmente vibrando y esperando a ser empleado coherentemente. Artistas, inventores, médiums, clarividentes, místicos, creativos y visionarios lo emplean constantemente si no están condicionados por los cánones sociales e intelectuales, aportando grandes cosas para la evolución.

La autora con su gran experiencia personal nos impulsa a conocer y a educar nuestro hemisferio intuitivo inspiracional, e insiste en la importancia de integrar razón e intuición, reflexión con creatividad, y nos habla en el empleo coherente de nuestra libertad de elegir y nuestra autonomía espiritual, incluso ante cualquier canalización.