× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La gran mayoría de mis enseñanzas han llegado a ti intactas. Sin embargo, hay algunos errores y distorsiones que deben ser corregidos. La mía es una enseñanza de amor, no de miedo. El lenguaje del miedo no puede usarse en ningún testamento que venga de mí.

No debe sorprenderos que algunos -incluso aquellos que eran tan sabios como mis apóstoles- os hayan hecho creer en un Dios vengativo que os castiga por vuestros pecados. Os aseguro que están equivocados. Nuestro Dios no es un Dios iracundo, sino un Dios compasivo que te ayuda a encontrar perdón a tus errores y los de otros. Combinando la poesía con la mística la razón con el sentimiento, Paul Ferrini nos inspira a reconciliarnos con nosotros mismos y nuestros hermanos, a cuestionar nuestros límites, y nos da nueva esperanza. Nos habla al oído, abriéndonos a nuevos horizontes que redefinen el sentido de la vida humana y nos muestran mejores posibilidades. Sus palabras, unas veces delicadas, pero muchas otras directas y contundentes, suenan inequívocamente verdaderas para el corazón, aunque a veces nuestra cabeza se resista.