× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Un revolucionario enfoque del papel del trauma en el viaje de la vida como una puerta abierta al crecimiento, la salud y la espiritualidad.

«Todo está ardiendo, constantemente», nos dice el aclamado psiquiatra budista Mark Epstein.

La vida quema y, al consumirse, somos llama y ceniza al mismo tiempo.

En esa naturaleza ardiente y fugaz de la realidad no hay nada patológico; simplemente, es. Así lo muestra la metáfora del anciano Ajahn Chah, quien, delante de la mirada maravillada de Epstein, sostiene un vaso finamente decorado mientras le dice que, a pesar de su belleza, «el vaso ya está roto» y que, imaginándolo así, «cada minuto con él es precioso».

La experiencia del trauma no solo afecta a unos pocos desafortunados; es el fundamento mismo de la existencia.

La muerte y la enfermedad nos rompen a todos, pero incluso los sufrimientos cotidianos de miedo y soledad resultan traumáticos.

Cuando consideramos el trauma como parte inseparable de la vida, cuando entendemos que es universal y que carece de lógica, nuestro dolor nos une al mundo a un nivel más profundo, abriendo la puerta al gozo de existir.

«Una impresionante exhibición de arte terapéutico... se lee como un emocionante misterio que te cuenta tu cálido, tranquilizador y sincero psicoanalista.» Daniel Goleman

«El libro de Mark Epstein es un raro y maravilloso descubrimiento que mezcla profundas enseñanzas con una gran ternura —siguiendo el espíritu de los grandes maestros budistas— para investigar las repercusiones físicas y psíquicas del trauma. El hecho de que Epstein pueda transitar sin esfuerzo entre las antiguas verdades del budismo y una comprensión contemporánea del trauma atestigua su agilidad como pensador. He aquí un libro tan sabio como importante». SlDDHARTHA MUHKERJEE

«Es la presentación más amorosa, más dulce, más valiente, más perspicaz y más exquisita del proceso humano de iluminación que he visto. Al Buda le habría encantado este libro. A mí, ¡me encanta!» ROBERT THURMAN

«Mark Epstein ha logrado dar vida a una comprensión sensible y sutil del sufrimiento y de lo traumática que es la condición humana, y cuán trascendente y liberadora puede ser... Teje estos hilos y temas junto con su amor por Winnicott y la psicoterapia de la manera más mágica posible». JON KABAT-ZINN

«Como siempre, Mark Epstein medita sobre la experiencia —la suya y la de los demás— con inteligencia, sensibilidad y tacto ejemplares. Es difícil pensar últimamente en un libro con más lúcida y audaz sabiduría». PANKAJ MISHRA