× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Desde siempre, el ser humano ha tratado de buscar una solución para sus angustias y miedos vitales, un camino para alcanzar su felicidad y sus sueños, un estado de comprensión que le permitieran la felicidad y la paz. Sin embargo, el propio desconocimiento acerca de quiénes realmente somos nos lo impide.

¿Existe un impostor que se ha apropiado de nuestra identidad? ¿Hay un ente que medra en pos de nuestros supuestos intereses? A ese “enemigo” se le han dado muchos nombres y el que ha preponderado en los últimos tiempos es EGO, una entelequia a la que hay que combatir y eliminar. Y en este campo de batalla que somos nosotros mismos, aparece la figura del Caballero Andante que mediante su Tao nos muestra a ese EGO no como el adversario a batir, si no como un héroe al que acompañar y al que asistir para que concluya la misión de una trama que él mismo no comprende.

Desde milenios, el Ego ha conseguido que creyéramos que nosotros éramos él, pero tras el preciso caminar junto al Caballero Andante, es él quien ahora pretende ser nosotros. Este no sólo es un paso clamoroso de avance como especie, sino que es el siguiente paso clave en la evolución del ser humano.