× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Estamos expuestos a multitud de sustancias tóxicas que afectan muy directamente a nuestro intestino, que trabaja a destajo para procesar todo lo que ingerimos y también todo lo que nos afecta emocionalmente.

Es por ello que muy a menudo reacciona de forma adversa para llamar nuestra atención. Tan simple como esto. Pero, ¿qué es lo que tenemos que hacer?

En primer lugar, descubrir cómo funciona un órgano del que, en general, sabemos muy poco y, en segundo lugar, aplicar un simple cambio de hábitos que puede ayudarnos a superar con éxito muchas enfermedades, dolencias y molestias.

Leonor Martín Monge, prestigiosa terapeuta precursora en la dieta de hidroterapia de colon, habla sin tapujos de lo que nunca solemos hablar y explica cómo podemos ayudar de forma totalmente natural a nuestro intestino a hacerlo que tiene que hacer.

No se trata sólo de comer «bien», algo difícil en el mundo en que vivimos, sino de comer «con intención», es decir, comer de una determinada manera para cuidar tu organismo, sanarte, prevenir enfermedades y gozar de bienestar.

El aparato digestivo, y especialmente el intestino, refleja nuestra forma de ser y sentir, y que actuando terapéuticamente sobre él, tratamos no sólo los órganos a nivel físico, sino también nuestras emociones, presentes y pasadas.

De esta manera, podemos sanar conflictos internos enquistados y hacer «|impieza›› en todos los sentidos, no sólo del cuerpo físico, sino también del «cuerpo emocional». Es decir, podemos limpiarnos de toxinas físicas y emocionales, que son como parásitos que no nos dejan disfrutar plenamente de la vida.