× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El testamento espiritual de un gran sabio hindú, que con todo amor le fue entregado a Ramiro Calle, escrito en un pequeño cuadernillo y diciéndole:

"He ido recogiendo mis pensamientos para ti. Quiero que te quedes con este cuadernito. He puesto mi alma en él para ti".

“A lo largo de más de una década, muchos alumnos de mi centro y amigos acudieron a visitarle. A unos desconcertaba; a otros inmutaba y apasionaba; otros quedaban frustrados al no ser respondidos como querían; los había que se quedaban perplejos con su risa o sus silencios herméticos o sus bromas o su juego del absurdo intencionado, o su arrobamiento, o sus carcajadas. Era un vedantín puro con comportamientos a veces al estilo zen, gustándole mucho bromear y quebrando así las estructuras lógicas de los visitantes. No tuvo nunca ni el más remoto interés de que le tomaran por un guía espiritual, más bien al contrario. El camino no era él, sino, como una y otra vez insistía, la meditación y el amor".

- Ramiro Calle

"La felicidad está en tu interior y nunca la encontrarás fuera de ti. Pasamos la vida buscando ser felices con una esposa o esposo, con buenas comidas, con comodidades, con posesiones materiales, pero no nos damos cuenta que no importa que es lo que tengamos o poseamos, sino encontramos esa paz en nuestro interior, no podremos ser felices nunca. La verdadera felicidad es interior".

- Babaji Sibananda