× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El desarrollo de la pobreza es evidente a escala mundial, al tiempo que se produce una igualmente evidente pobreza del desarrollo de las formas de entenderla y de intentar intervenir en el problema que la desigualdad y la miseria plantean a escala también mundial.

Este último se está convirtiendo en algo tan importante que ya comienzan a percibirse reacciones para intentar remediarlo desde ámbitos que parecían ajenos a la cuestión.

El libro además de analizar algunas de las opciones que se nos plantean en la actualidad, incluye una breve historia de lo que en él se denomina maldesarrollo y unas reflexiones finales sobre las acciones que se pueden emprender.

El supuesto del que parte es que el problema del llamado subdesarrollo se origina en los países llamados desarrollados y se agudiza con la visible colaboración de las elites de los países pobres, y sólo se solucionará cuando cambien las políticas hacia los subdesarrollados y las elites muy ricas de los países pobres abandonen su actividad igualmente depredadora.

El argumento de que la causa de los problemas del «Sur» está en el «Norte» es recibido con entusiasmo en los países pobres, donde hay un interés particular en encontrar a los culpables fuera del propio país. Por eso hay que añadir que el hambre en el mundo también la causan las elites económicas, políticas y militares de los países pobres.