× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El hambre mata cada día a 25.000 personas, sobre todo niños. Mil millones de seres humanos sobre siete mil sufren el hambre, a dos mil millones les faltan micronutrientes, mil cuatrocientos millones padecen sobrepeso y obesidad.

El sistema alimentario mundial es injusto, y no está bien concebido. Es preciso reconstruirlo. ¿De qué manera? Encontraremos la respuesta en este libro.

Las principales víctimas de este sistema son los trabajadores y en especial las mujeres. Al analizar las causas del hambre, el libro muestra el impacto desastroso de las políticas neoliberales sobre el campesinado.

La agricultura convencional e industrial, vinculada a este sistema, no es sostenible. Las multinacionales dominan cada vez más el sistema alimentario mundial.

Los mercados financieros añaden nuevas amenazas mediante la especulación ejercida sobre los productos alimenticios, el desarrollo de los agrocarburantes y el acaparamiento de las tierras.

Otro sistema alimentario debe garantizar a todos los campesinos el acceso a la tierra, promover la soberanía alimentaria y una agricultura vital y familiar. Esto implica una protección adecuada de los mercados.

La agroecología asegura una alimentación sana y ofrece un modelo agrícola sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Un sistema alternativo está emergiendo de la sociedad civil, de las ONG y de las organizaciones campesinas como Amaps o Vía campesina.

Descarga un fragmento del Libro

¿Quieres saber si este libro se adapta a ti?
Descarga GRATIS un PDF con un fragmento del libro.

Descarga el fragmento