× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El estrés y las prisas de la vida moderna, los múltiples roles que debemos desempeñar a lo largo del día, el bombardeo de estímulos e información que padecemos, etc., hacen que se imponga cada vez con más urgencia la necesidad de detenernos a escuchar el sentido de nuestro pálpito interior.

Parar, escuchar, sentir y sentirnos para, entre otras cosas, emplear con mayor eficiencia nuestra energía y redirigirla hacia aquellas personas, actividades y proyectos que dotan nuestra vida de sentido.

Disfrutar de la vida plantea un decálogo de propuestas o líneas de reflexión que nos invitan a reconsiderar nuestra cotidianidad sobre la base de dotarnos diariamente de aquellos espacios que nos permitan desplegarnos en el mundo con autenticidad y honestidad.