× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La autora de este bello y hondo libro convoca al lector a un repensar nuevo y sereno, lúcido y universal, que invite a descubrir el misterio de la actitud religiosa. Para ello se aúnan las tradiciones de Oriente y Occidente, se descigra el misterio sagrado del símbolo (que trascienda en la raíz cualquier manifestación puramente exotérica del mismo) y se observa el hecho religioso desde su orígenes. Se evidencia el anhelo de la Humanidad por reconciliarse (religarse) con lo Divino tras la original fractura o ignorancia fundacional en que la mente dual se perdió, hecha pedazos, en la manifestación. En la milenaria tradición monástica benedictina se planteba cuatro pasos en la ascensis de la, así llamada, Lectio divina: lectio, oratio, meditatio y contemplación.

Consuelo Martín nos invita a una nueva Lectio divina, en que la lección la proporciona el propio libro, cuya lectura es, en sí misma, un gozo delicado e inteligente que coloca en su justo sitio cada una de las manifestaciones de lo religioso, especialmente al intuir este crucial fenómeno universal de lo humano como raíz y centro de su existir: y cuyas enseñanzas abrirán el alma a la oración, esto es, al profundo anhelo de ponerse en contacto con lo más real de uno mismo: vía de la intuición verdadera., camino tarnsracional de encuentro con el Ser que somos. La meditación aprehende el objeto de devoción (Dios, el absoluto, lo Real) y reposa en él, esperando a la puerta, hasta que, como una Gracia, adviene la contemplación, el misterio de la contemplación revelada, a través y por medio del Silencio creador, como un trascender gozoso de buscador y buscado, de objeto y sujeto: la pura Luz de la Consciencia reconociéndose a sí misma. Consuelo Martín ha escrito uno de sus libros más hermosos, más valientes y más profundos.