× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El ser humano, según Osho, está tan agobiado por las tradiciones caducas del pasado y la ansiedad de la vida moderna, que tiene que pasar por un profundo proceso de limpieza antes de poder descubrir el estado de la meditación, Osho nos ayuda los lectores a entender la fénix de la conciencia que surge de las cenizas del ego.

Dang, Dang, Doko, Dang es el sonido del gong, golpeado por el Maestro, simboliza la cualidad poética propia del Zen, lo que no puede ser expresado.