× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La Clave para curar las enfermedades, se halla en la comprensión de la ley fundamenteal que rige la naturaleza del ser humano, y para esto es necesario que un sistema racional de medicina conozca la constitución del hombre; no solo la de su cuerpo físico, sino la constitución astral y mental de ese ser llamado "Hombre" que es todavía el misterio más grande para la ciencia. Muchos tesoros valiosos de los tiempos pasados han sido sepultados en el olvido; muchas ideas luminosas de la medicina antigua, han desaparecido durante la revolución del pensamiento, y comienzan a elevarse en el horizonte mental, donde se les da nombres nuevos y se las admira como cosas que se supone no han existido jamás.

Epocas de espiritualidad han pecedido a la pasada época de materialidad, y es seguro que han de seguir otras eras de pensamiento espiritual más elevado. Durante estas épocas anteriores se conocían muchas verdades de suma importancia que han desaparecido en los tiempos modernos, y aunque la ciencia popular actual, la que trata de las apariencias exteriores de la naturaleza física, es sin duda más grande que la de los tiempos anteriores, el estudio de los libros de medicina antiguos demuestra que los sabios de dichos tiempos sabían más acerca de las leyes fundamentales de lo que se admite en la actualidad.