× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El autor es historiador y observador altamente considerado de la Iglesia católica estadounidense, desempeñaba el cargo de superior provincial de los frailes franciscanos de California cuando la orden se vio sacudida por los abusos sexuales perpetrados por algunos de sus miembros, varios años antes de que la cuestión se convirtiera en un escándalo de proporciones internacionales. Combinando la habilidad y el desapasionamiento del historiador con sus propias experiencias extraordinariamente relevantes dentro del marco de una atmósfera pública e institucional sumamente enrarecida, el autor nos ofrece una visión poco común de lo que aconteció entonces y de lo que debe acontecer ahora, a fin de poder restablecer la credibilidad y la confianza. Si los católicos pretenden aprender de este desbarajuste, extraer algunas enseñanzas duraderas, y emprender el camino de la sanación y la renovación, harán bien en prestar una estrecha atención al inteligente análisis y evaluación -teológicamente fundamentado, psicológicamente documentado y profundamente pastoral- que hace el Padre Chinnici de uno de los mayores desafíos con los que se haya visto enfrentado jamás el catolicismo romano en décadas. Su experiencia como provincial de los franciscanos, y sus reflexiones sobre la base de su legado intelectual haciendo un profundo uso de las fuentes de la espiritualidad franciscana en busca de inspiración y de guía, remitiéndose a las vidas y a los escritos de San Francisco de Asís y San Buenaventura, junto con contenidos importantes extraídos de San Agustín, configuran una mirada perspicaz de extraordinario valor en dirección a los retos que deberá afrontar el liderazgo espiritual y la jerarquía eclesiástica en los tiempos actuales.