× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Para comprender el significado esotérico de los sucesos que tuvieron lugar en Palestina, que dieron comienzo a la llamada Era cristiana, es imprescindible tener en cuenta los sucesos cósmicos que tuvieron lugar entonces, establecer la correlación entre le Cosmos y la Tierra y, cómo no, ente el Cosmos y los seres humanos.

Con la ayuda de la Astrosofía, podemos llegar a un nuevo y profundo conocimiento del mundo estelar, de las constelaciones de las estrellas fijas y del Zodíaco, expresión exterior de las fuerzas espirituales que actúan en el Cosmos, y de su influencia en la existencia terrenal. Como dijo Rudolf Steiner, fundador de la Antroposofía o Ciencia del Espíritu, «un día las estrellas hablaron al hombre» pero poco a poco el hombre dejó de escucharlas. Ha llegado el momento de retomar el diálogo con el Cosmos. Lo sucedido hace 2000 años en Palestina fue un aconteciemiento cósmico. Un Ser Solar se encarnó en un hombre. Jesús de Nazarte, representante de toda la Humanidad, y lo hizo en un momento concreto, en una situación cósmica única impliada en un ciclo de unos 26.000 años. Todos formamos parte del Cosmos. Busquemos pues nuestra relación con las estrellas. Eso es lo que pretende esta obra.