× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

 

Existe y ha existido en todo el mundo una creencia en el Destino, es decir, un poder eterno e inescrutable que decide los destinos de los individuos. El hombre es consciente de que hay acontecimientos que no puede controlar y que es incapaz de evitar, como lo es el nacimiento y la muerte.

El hombre sabe que forma parte de la cadena de la causalidad. Su vida está hecha de causas y efectos, es un constante sembrar y cosechar. Todos y cada uno de sus actos constituyen una causa que contrapesarán sus efectos. Primero escoge la causa (esto es, el libre albedrío) pero luego se da cuenta de que no puede elegir o alterar los efectos (esto es el destino).

Al final se cree víctima de un destino que, en el fondo, ha escogido él mismo. El hombre puede escoger qué causas pondrá en marcha, pero no puede cambiar la naturaleza de sus efectos.

Trabajando sobre las causas podrá dominar los efectos y así controlar su destino.

Vuestros comentarios

¿Te gustó este libro?   Escribe tu comentario

  • Escrito por:
  • 12 de Julio de 2018
  • Comprado en El Jardín del Libro
Libro muy interesante y práctico que nos enseña a reflexionar sobre que pasos nos conviene dar en la vida para que los efectos sean los deseados.Trabajando las causas se cambian los efectos. Lo he encontrado muy útil.Lo recomiendo.

Da tu opinión acerca de este comentario