× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Un análisis sencillo pero agudo de la cuestión de la desvalorización humana, que nos invita a reflexionar acerca de nuestra estima personal y a no menospreciar nuestros recursos personales. Bien podría afirmarse que la baja autoestima es uno de los padecimientos más profundos y comunes de nuestro tiempo. Es tal cual una plaga que paulatinamente carcome, arrasa, penetra, en forma escueta o abrupta, y deteriora la personalidad.

Esta obra indaga, tanto en los cuentos infantiles como en la vida misma, cómo las personas buscan afanosamente la valoración personal en el entorno, convirtiéndose en niños buenos, pobres víctimas, ayudadores o alumnos ejemplares, entre otros, con la secreta expectativa de ser valorados y reconocidos. De manera inversa a estos mecanismos, la buena autoestima es un proceso que va de adentro hacia fuera. Entonces, alguien que se siente Cisne o Princesa goza de una elevada autoestima: se siente pleno consigo mismo, se valoriza y se acepta. Pero, lamentablemente, los seres humanos, en la mayoría de los casos, lejos estamos de este estado de valor y más cerca nos hallamos de desvalorizarnos.

Este libro no ofrece recetas mágicas, pero obliga, por así decirlo, a reflexionar acerca de nuestra estima personal y, principalmente, a no menospreciar nuestros recursos personales. Sentirnos plenos con nosotros mismos es saber que lo mejor que nos puede suceder es estar bien con nosotros mismos.