× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La pedagogía de Wild se basa en el respeto por la individualidad y el plan interno de desarrollo de los niños y adolescentes y tiene como finalidad una especie de "autopoiesis", facilitarles un entorno apropiado para educarse a sí mismos.

Este último consiste en ofrecer a los niños y adolescentes un ambiente en el cual puedan desarrollar sus propias actividades, que les permita moverse con libertad y escoger entre una gran cantidad de materiales, guiados por sus necesidades interiores en sus respectivas etapas de maduración, y en intercambio con su entorno. Se forman con más facilidad, más dedicación y seguramente con más alegría; asimilan que han de tener iniciativa y tomar decisiones, aunque conduzcan a errores; en definitiva, aprenden a asumir responsabilidades y también dificultades confiando en sí mismo.

Rebeca Wild sitúa su enfoque en un contexto teórico que hace referencia a autores como Montessori, Piaget, Ditfurth, Illich, Freinet, de Waal, Neil y Maturana. Esta cimentación científica ilustra las bases de su propio concepto pedagógico, que contribuye a un cambio de conciencia en el trato con niños al abogar por una educación que les permite evolucionar en correspondencia con su verdadera naturaleza humana y experimentar lo que la autora conviene a llamar Calidad de vida.