× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

  • ¿Cuáles son los elementos clave de una buena negociación?
  • ¿Cómo conseguir llegar a un acuerdo eficaz que beneficie a todos los involucrados?
  • ¿Qué importancia damos al qué, al quién y al cómo se negocia?
  • ¿Hasta qué punto deben implicarse las partes?
  • ¿En qué medida competir, colaborar o ser complacientes con los demás?

Bueno Para Ti, Mejor Para Mí responde a estas y a otras preguntas que nos ayudarán a prepararnos para obtener el mejor resultado en una negociación, a definir una estrategia y gestionar las situaciones difíciles con el fin de alcanzar el mayor beneficio posible para todos.

Cualquier lector interesado en negociar con eficacia, de manera productiva y creativa, y en lograr acuerdos que satisfagan los intereses de cada una las partes implicadas, descubrirá en estas páginas las herramientas para conseguirlo.

El éxito de una negociación desata siempre acontecimientos positivos: evita conflictos, potencia tu comunicación, te ayuda a obtener lo que quieres y te ayuda a crecer en todos los aspectos de tu vida.

Una negociación fallida, en cambio, afecta a tus relaciones, a tu imagen, tu reputación y economía. Una de las armas que siempre se ha utilizado para negociar, a falta de método, es la intuición.

Recurrimos al que han bautizado como el sexto sentido, porque no hemos aprendido a utilizar un sistema correcto y fiable, no nos han formado para hacerlo.

La intuición puede resultar positiva, pero siempre que haya una idea y una estrategia sólida sobre el negocio que se va a llevar a cabo.

Con rigor, seriedad y argumentos, lejos de los mitos de la cultura popular, el objetivo de este manual es proporcionarte una serie de pautas, modelos y recursos para que los integres en la empresa donde trabajas, en tus propios proyectos y en tu vida personal.

Como casi todo en esta vida, el arte de la negociación se domina con tiempo y trabajo. Puedes haber aprendido algunos mecanismos de forma intuitiva, pero, si quieres ser un buen negociador, tienes que ganártelo a través de la experiencia y de una buena formación. Todos negociamos.

Todas las personas son negociadoras (un abogado, un comercial, un político, un diplomático, un estudiante, un padre o madre de familia), pero eso no significa que sean buenas negociando. Por eso, en estas páginas aprenderás cómo llegar a ser un buen negociador.