× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

¿Es usted uno de los miles de contemporáneos desalentados y descorazonados a causa de la mala salud? ¿Ha perdido la fe en los llamados "Sistemas curativos", después de haberlos probado sin resultado? ¿Es uno de los que sólo utilizan una pequeña fracción de la vitalidad con que la madre naturaleza dota a sus queridas criaturas?

La mayoría de las enfermedades son la consecuencia de hábitos de comer equivocados, de los alimentos erróneamente combinados, de alimentos acidulados y de preparaciones comerciales de nuestra actual civilización.

Durante miles de años se ha reconocido que el ayuno es el método curativo supremo de la naturaleza. Pero los que viven en la época civilizada actual, con muy pocas excepciones, han olvidado el arte de cuándo, porqué y cómo ayunar.

Casi todos los que intentan ayunar fracasan, porque ignoran que el iniciar una dieta que no produzca mucosidad, la ya existente empieza a ser eliminada muy rápidamente, hasta que el organismo queda absolutamente limpio y sano. De modo que la persona más sana al parecer ha de pasar primero por una condición de enfermedad (limpieza); es decir, que pasa por un estado intermedio de enfermedad para gozar de mejor salud.