× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

En esta obra, el reconocido terapeuta alemán proporciona evidencias científicas sobre la importancia de la luz solar para la salud, y comenta cómo la falta de exposición solar puede ser la responsable de numerosas enfermedades que son frecuentes en la actualidad.

La mayoría de la población considera que el sol es el principal causante del cáncer de piel, de ciertas cataratas que provocan ceguera y del envejecimiento.

Sin embargo, sólo aquellos que asumen riesgo medido de exponerse a la luz solar descubren que el sol les hace sentir y verse mucho mejor, siempre y cuando no usen cremas solares o se quemen la piel.

Índice:

Preámbulo

Introducción – La luz del sol: una medicina natural

  1. El sol: fuente primordial de vida en nuestro planeta 
  2. Los milagrosos poderes curativos de la luz ultravioleta
  3. ¿Pueden los rayos ultravioleta curar y también prevenir el cáncer?
  4. A más rayos ultravioleta, menos cáncer
  5. Ahora, incluso médicos y científicos dicen: «¡No es cierto!»
  6. El cáncer de piel que causan los filtros solares
  7. La falta de luz solar: una trampa mortal
  8. Pittas: ¡cuidado!
  9. Sin sol no hay salud
  10. La luz del sol previene el cáncer, la esclerosis múltiple, las cardiopatías y la diabetes
  11. El sol reduce el riesgo de contraer cáncer en un 50 % o incluso más
  12. La extraordinaria combinación de ejercicio físico y luz solar.
  13. ¿Qué hace que el sol sea tan «peligroso»? La relación con las grasas
  14. Qué es lo que verdaderamente quema y daña la piel
  15. Pautas para aumentar la exposición solar
  16. La vieja práctica de contemplar el sol.

Acerca del autor
Otras obras del autor
Índice analítico

Vuestros comentarios

¿Te gustó este libro?   Escribe tu comentario

  • Escrito por:

La verdad es que no me parece bien encubrir el motivo del fallecimiento de Andreas Moritz cuando él hablaba abiertamente de sus carencias y aprendizajes. 

Posiblemente ayudaría a muchas personas a verlo humano y no creer a pies juntillas que la sanación está totalmente en nuestras manos.
Lo único que puedo pensar es que la familia encubre el motivo para seguir ganando dinero a su costa y es posible que sin su consentimiento póstumo.
Me gustaban sus libros... Pero ahora me dan mucha desconfianza...
Y si falleció de cualquiera de esas enfermedades tan fáciles de curar sólo con limpiezas internas y calidad de vida, como el cáncer y demás.... ¿?
Un saludo!! 

Da tu opinión acerca de este comentario