× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables para combatir el alzhéimer, la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo.

Esta obra revolucionaria y esperanzadora asegura que el Alzheimer se puede prevenir, retrasar y hasta revertir. Forma parte de una tendencia, cada vez más extendida, que relaciona esta enfermedad con la diabetes.

La especialista en nutrición Amy Berger, va más un paso más allá. Según Berger, el Alzheimer es el resultado de una escasez de combustible en el cerebro: a medida que las neuronas se vuelven incapaces de aprovechar la energía de la glucosa, se atrofian y mueren, dando lugar a síntomas clásicos como pérdida de memoria y cambios de comportamiento.

Para combatir este problema metabólico, la autora recomienda una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables. Además propone cambios en el estilo de vida, al tiempo que analiza temas tan interesantes como el colesterol bueno, la falta de sueño o el estrés.

El exceso de hidratos deteriora el cerebro. Sigue la tendencia del Bestseller Cerebro de Pan, cuyo autor, David Perlmutter, escribe el prólogo.

Las neuronas, incapaces de aprovechar la energía de la glucosa mueren. Para evitarlo, dieta baja en carbohidratos y rica en grasas buenas. 

El tratamiento del alzheimer mediante un procedimiento farmacéutico ha sido un estrepitoso fracaso, pues los medicamentos no tienen en cuenta las causas subyacentes de la enfermedad. Al tratarse de un problema metabólico, única manera eficaz de combatir el alzheimer sería mediante un enfoque que abarque diferentes aspectos y que reprograme radicalmente la producción de energía en el cerebro.

La buena noticia es que la solución es tan sencilla como adoptar una dieta baja en hidratos de carbono y rica en grasas saludables.

Amy Berger ofrece a nuestros seres queridos y a sus cuidadores esperanza y luz en lo que, hasta ahora, había sido un oscuro laberinto sin salida.