× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

La ecología no es un movimiento, no es una consigna, un campo de reivindicación, es, más allá de todo ello, un pálpito del espíritu, un sentido canto de alabanza.

La ecología reverente, espiritual, es una forma de acercarnos a la Vida, una expresión del alma desde el epicentro de la Creación.

Amamos realmente a la Tierra cuando la elevamos a la condición de Madre. Nuestra defensa de la vida en todas sus formas y manifestaciones, cobra fuerza, cuando tomamos conciencia de que esa defensa es un vital y espontáneo reclamo del alma.

El alma se une a otras almas en su definitiva voluntad de ser uno con la Madre, de acompañarla, de hollar juntos un mismo futuro. 

El libro que tienes entre manos pretende recoger algo de esa arraigada melodía, de ese compromiso cada vez más firme.