× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Todos los libros de Ana María Lajusticia intentan enviarnos algún mensaje. En esta ocasión quizá sea uno de los más importantes: una correcta alimentación constituye la base principal de un óptimo rendimiento intelectual, no solo como pilar del correcto funcionamiento de nuestro organismo, sino también para ser capaces de responder a distintos tipos de actividades, ya sea en el trabajo, en los estudios o en la relación con los demás.

Hasta hace unas décadas los trabajos estaban ligados a la idea de movimiento. En cambio, desde mediados del siglo XX y ya en plena era de las tecnologías y el avance industrial, la mayoría de las actividades laborales se realizan ante una mesa de despacho o alguna máquina. Y lo que es peor, cada vez más es acuciante y preocupante la cantidad de niños educados en el sedentarismo.

Ana María Lajusticia, la autora que se ha convertido en la mejor valedora de un correcto cuidado del cuerpo y las articulaciones, también nos enseña a reconocer la importancia de comer bien para rendir mejor. Nuestro cerebro estará vivo y libre de “oxidantes” si desde por la mañana lo nutrimos bien y además lo acompañamos de alguna actividad física. Este libro nos da las claves para conseguirlo.

«Una correcta alimentación, y es más, un buen dasayuno con los nutrientes esenciales, constituye la base principal de un óptimo rendimiento intelectual, no solo como pilar del correcto funcionamiento de nuestro organismo a lo largo del día, sino de cómo seamos capaces de responder a distintos tipos de actividades, ya sea en el trabajo, en los estudios o en la relación con los demás».
-Ana María Lajusticia