× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Que los aceites esenciales de las plantas son un tesoro para la salud parece algo indiscutible. Y la prueba más evidente es que solo el 1% de las plantas conocidas contiene en sus raíces, en sus resinas, en sus hojas, en sus frutas, flores o bayas este preciado bien.

Los aceites esenciales poseen innumerables propiedades que, al penetrar en nuestro cuerpo, llevan el bienestar a todos los rincones del organismo. Las «almas de las plantas», como han sido conocidos desde siempre, pueden ser sedantes, bactericidas, analgésicos, antivíricos o ser un magnífico aliado para equilibrar las emociones, entre muchas otras cosas. 

  • ¿Sabía que la bergamota es un excelente aliado para combatir insomnio, la angustia y la depresión?
  • ¿0 que el aceite esencial de eucalipto refuerza el sistema inmunológico y es un magnífico alivio para los estados gripales?
  • ¿Es cierto que el aceite de jazmín tiene unos efectos muy potente sobre la piel y que relaja los músculos que están demasiado tensos debido a la ansiedad?
  • Conozca qué aceites son importantes tener a mano durante el embarazo y cuáles son los más eficientes para aplicar a los niños.

Aceites esenciales: árbol del té, bergamota, cayeputi, cedro, ciprés, eucalipto, geranio, hinojo, incienso, jazmín, lavanda, limón, mejorana, melisa, menta, nerolí, pachulí, petit grain, pomelo, romero, rosa, salvia, sándalo, ylang ylang.