× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

-No sabes quedarte quieto, siempre tienes algo que hacer. -Te gustaría tener más tiempo para ti. -A la mínima contrariedad, tiendes a somatizar. -A menudo te sientes desbordado por tus emociones. -Ves más bien el vaso medio vacío. -Tu umbral de resistencia al estrés está próximo a cero. -Te cuesta distanciarte respecto a los acontecimientos. -últimamente, tienes fallos de memoria o dificultades para concentrarte. -Cuando no haces nada, te culpabilizas. -Tienes dolores de espalda o migraña.