× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

Inmersos en diversas y convergentes crisis (económica, política, social y ética), ha llegado el momento de retomar el poder sobre nosotros mismos y sobre nuestras vidas. Es decir, sobre nuestra felicidad y nuestras decisiones. Nos lo jugamos (casi) todo.

Ha llegado el momento del self counseling, porque aquí y ahora... nosotros decidimos.

El self counseling es un qué (un conjunto de habilidades para la relación con uno mismo y con los demás) y es también un para qué (mejorar el bienestar; la salud, física, emocional, espiritual y social de uno mismo y de los demás). Y ese para qué, ese objetivo final (irrenunciable) constituye el alma del self counseling, lo que le diferencia de otro tipo de técnicas, habilidades o estrategias que se ofrecen en el mercado de la inteligencia emocional, la autoayuda o el crecimiento personal. Mi bienestar, mi felicidad y el bienestar y la felicidad del otro, el con quién del self counseling, que constituye una forma distinta de relacionarse con uno mismo y con el mundo, basada en el respeto mutuo y la confianza. Una forma distinta, más saludable, de vivir.

No hay pastillas para el dolor emocional o el malestar social. Lo que sí hay, son Tablas de Gimnasia (Emocional, Social, y Motivacional) que le ayudarán a que los dolores (emocionales, espirituales, sociales y buena parte de los dolores físicos asociados) disminuyan, se hagan más soportables e incluso, desaparezcan.

De manera que el bienestar, el goce, y la felicidad, ocupen cada vez más espacio en su día a día.