× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

El divorcio es un proceso difícil, a veces extenuante, en el que todos sufren.

Destruir un hogar no es cosa de juego. No siempre la responsabilidad recae en ambos. A veces uno solo de los cónyuges lo decide, por más que el otro intente evitarlo. 

Todo aquél que se divorcia espera tener un futuro mejor y más gratificante; idealmente al lado de una nueva pareja. El arte consiste en emerger fortalecido de esta ruptura. Se puede volver a amar de nuevo, incluso con mayor intensidad. 

La vida siempre brinda una segunda oportunidad. Se trata, en una palabra, de VIVIR, y no sólo de sobrevivir. Se puede y debe VOLVER A SER FELIZ.