× Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descripción

En los últimos años, la sociedad occidental ha alentado el aprendizaje y uso preferencial de las capacidades de nuestro hemisferio izquierdo –el razonamiento analítico, lógico y secuencial–, y ha dejado en un segundo plano el uso de las capacidades del hemisferio derecho.

Este hecho ha provocado que hayamos olvidado su lenguaje: el poder de la imaginación y de la autosugestión, de los relatos y de las palabras con alta carga emotiva.

Las emociones entran en juego en todas las decisiones de nuestra vida mucho más de lo que creemos. No tenerlo en cuenta sólo puede conducirnos al fracaso, personal, social y empresarial.

Por ello, el lenguaje del hemisferio derecho es necesario y debe estar en equilibrio con el propio del hemisferio izquierdo.

Este libro te ofrece un práctico adiestramiento para que el lector aprenda a coordinar, en su vida cotidiana, ambos hemisferios cerebrales.

El libro nos cuenta qué hacer para recuperarlo y, con ello, alcanzar la felicidad.